martes, 4 de septiembre de 2007

EL protagonista

Desde el punto de vista psicológico, el protagonista de "Los cachorros" sufre muchos cambios drásticos en su vida después del incidente con el perro de la escuela (Judas):Antes era revoltoso, curioso, estudioso, le encantaba el futbol, además se mostraba muy cariñoso con sus amigos e inocente. Después se vuelve agresivo, maníaco, malo, depresivo, serio, alcohólico, le gustaba salír a las fiestas nocturnas y manifestaba pensamientos de suicidio."Lalo y Choto tuvieron que sacarlo en peso al parque, suéltenme, delirando, le importaba un pito, buitreando, quisiera tener un revólver, ¿para qué, hermanito?, con diablos azules, ¿para matarnos?, si, y lo mismo a ese que pasa pam pam y a tí y a mí pam pam."Pero no sólo hay cambios en Cuéllar, si no también en sus padres, quienes antes eran muy limitados con su hijos, no lo dejaban salír, eran un poco fríos con él; y después se muestran más cariñosos, dedicaban más tiempo a él que a ellos mismos. Estos cambios que parecen beneficiár a Cuéllar, en realidad lo perjudican por la falta de límites."Ahora Cuéllar venía todas las tardes con nosotros al Terrazas a jugar fulbito (¿tu viejo ya no se enoja?, ya no, al contrario, siempre le preguntaba quién ganó el match, mi equipo..."En otras palabras hay grándes cambios psicológicos en Cuéllar y también en sus padres antes y después del accidente. Estas "manifestaciónes psicológicas" se justifican debido a que no es fácil enfrentarse a una situación así, tan repentinamente.
MIRNA LOGIOHIO -Argentina-

1 comentario:

Alejandra Pizarro dijo...

pero claro, los padres se volvieron de esa manera porque les daba "pena" o sentian que debian ofrecerle "apoyo" a su hijo en esos momentos.